Enseñanza bilingüe deficitaria

Hace algunos días, A. (7 años, 1º de primaria) me preguntó:

– ¿Qué es este hilo que sale del ojo?

anatomiaOllo

Le expliqué qué era el nervio óptico y para qué servía, y le pregunté dónde lo había visto (pensando que igual había visto algún fragmento de película no apta en algún sitio).

– En clase de Science.

– ¿Y no os contaron qué era?

–  Sí, pero como nos lo contaron en inglés, no nos enteramos.

Me parece que esta anécdota ilustra muy bien qué es el bilingüismo en las escuelas: algo que, como dice Javier Marías en este artículo, convierte la enseñanza bilingüe en “Ni bilingüe ni enseñanza”. Incluso si, como pasa en el colegio de mis hijos, los profesores sí son nativos y tienen un buen nivel de inglés, además de un buen nivel como docentes.

No sé si aprenden inglés… ni si tiene mucho sentido que aprendan a decir en inglés cosas como estambre o pistilo y no lo sepan en su propio idioma; y no me consuela que al año siguiente den la misma asignatura en la lengua nativa y repasen (y supongo que entonces sí entiendan) lo que han aprendido.

Si lo importante es el inglés, ¿por qué no dar, directamente, más horas de este idioma en vez de boicotear las asignaturas que tienen contenidos que también les van a servir para la vida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s